Mutant Species
Concurso. Europan 8
Hamar, Noruega
2005
con la colaboración de Marc Jay y María Solé Bravo

Boomerang effect.

¿Cómo enfrentarse a la separación de la ciudad por las infraestructuras? ¿Cómo hacer para que no se produzca una mera conexión y sí una verdadera integración?
La propuesta utiliza el principal problema planteado invirtiendo la dirección esperada de la respuesta: en lugar de ocultar, se muestra como protagonista, como centro de atención. Jardines, bosques, miradores… una alfombra verde en el lugar más insospechado.

Memoria.

Los nuevos usos propuestos en su unión con el lago hacen de este un nuevo lugar abierto y deseoso de acoger nuevas propuestas, casi ansioso de olvidarse de su pasado. Esta propuesta trata de potenciar ese clima de optimismo pero manteniendo el espíritu del lugar que la acoge; sin metáforas ni reliquias. Trazados longitudinales que nos recuerdan las antiguas vías pero manteniendo las vistas que sobre ellos han tenido los habitantes de Hamar. Trazados para nuevas calles que se deforman de forma continua (ofreciendo pequeños refugios en el espacio público continuo) y que en ciertos lugares, apenas se reconocen. Un juego de ida y vuelta entre el ferrocarril que un día acogió y la ciudad que en el futuro se asentará.

Colonización. Naturalización.

La ocupación general del lugar se entiende como una extensión verde que ha sido colonizada por diferentes usos: parking, caminos peatonales y de bicis, playa urbana… son elementos dispuestos de una manera lo más flexible posible, buscando la democratización del lugar. Los habitantes de Hamar, mediante el uso paulatino y continuado que de él hagan, irán transformando los lugares, adaptándolas a sus necesidades mientras la ocupación de los edificios se desarrolla sin interferencias sobre ellos.

Slither.

El proyecto se genera mediante la adaptación a las principales condiciones de contorno del lugar (vistas desde la ciudad, malla ortogonal, edificios existentes, separación del ferrocarril…) de un mismo prototipo que según se acerca al lago se des-densifica para ofrecer el efecto contrario hacia el interior de la ciudad. Busca así una manera amable de encontrarse con el lago pero permitiendo a la vez múltiples variaciones según sean las demandas del lugar en las diferentes fases del desarrollo del proyecto.

Sistema evolutivo: crecimiento controlado.

El proyecto se plantea como un sistema evolutivo que permita la comprobación in situ del funcionamiento de los elementos que lo componen, de modo que sus aciertos sean potenciados y sus errores subsanados. Un proceso controlado en sus mínimos componentes que permita un crecimiento dirigido aunque no cerrado: alturas máximas, separación entre espacios habitables, densidad máxima… factores que se irán concretando según funcione el resto del sistema.
La primera fase será, entonces, la puesta en funcionamiento de los criterios mínimos, listos para ser modificados y mejorados en posteriores materializaciones.